22 oct. 2009

Cinco por seis




La realidad exige
que lo digamos bien claro:
la vida sigue su curso.

Así comienza uno de sus poemas W. Szymborska, a quien he tenido el gusto de conocer gracias al comentario de mi -puedo permitirme llamarlo amigo, como mínimo libresco- f. Y sí, señores y señoras, la realidad sigue su curso y en él incluye los círculos de la existencia que hoy me llevan al señalado punto en el que la mía tuvo su origen. Esta noche amanecí a la vida con todas sus estrellas – será por eso que ando siempre un poco entre la tierra y las nubes-.
Cambio de década. Cambio de mi acostumbrado “–te” por un inusitado “-ta”. En fin… que “siga su curso”, que no pare de girar.

2 comentarios:

German dijo...

Vaya manera de entrar en los 30 niña. arramblando, jeje. Lo primero, Felicidades!!!!, lo segundo, aunque solo te conozco desde los 29 me permitiria darte el consejo de que no pierdas esa alegria que has demostrado siempre que hemos coincidido y no pierdas nunca la sonrisa, porque con ella consigues hacer felices a la gente que te rodea. UN beso enorme y que cumplas muchos mas!!!!!

Isabel Martínez Llorente dijo...

Muchas gracias, Germán. Me elogiaron hace muchos años la sonrisa e intento no perderla cada día, a pesar del otoño, a pesar de los pesares, a pesar de los recodos que el camino se empeña en ir poniendo a nuestro paso. Un beso enorme y repito, gracias. Y sí, ¡que siga cumpliendo, por supuesto! :)

Gracias públicas a todas las felicitaciones que me han ido llegando en forma de poemas, temas musicales... A esos "Nuevos Aires" de Sebastián Mondéjar por la Muralla murciana -¡me puese coloradita, qué detalle!-, y en general he de decir que ¡no es tan tremendo pasar a la treintena!