28 ene. 2010

Horas antes de coger un vuelo, mi último poema. Volveré. ¿O no?



EL CAZADOR CAZADO

Non smetto di crescere.

***

Questo stare bene. È cosí stare bene.
Stare molto bene è cosí come ora.

Mariangela Gualtieri.


Encontré allí en tus ojos

la mirada de un tigre.


Cual feroz cazador

fusilaste al salvaje.


Vives hoy poderoso

exhibiendo tu triunfo

desde ese pedestal

de una cómoda muerte.


Querido…

Digamos que en el fondo

me subo a mis tacones

y salgo victoriosa.



190110


26 ene. 2010

Un fotógrafo infinito sin límites para apreciar la belleza: sí, él, David Jiménez



La pasada semana impartió el taller "Soñando Mundos" dentro del marco del festival Fotoencuentros. Por supuesto, una agitación de ideas, como siempre. Aprovechando su presencia aquí me pareció que podría ser un lujo contar con él en mi instituto, se lo propuse y aceptó sin vacilar ni un segundo. Y allí que dejó a los chavales fascinados. Al día siguiente no paraban de hacerme preguntas sobre sus imágenes...

Yo transcribo aquí el texto que escribí para presentárselo a mis alumnos de Bachillerato, y desde esta página mía tan personal quiero agradecerle en público su disponibilidad, su humildad, su sencillez, su cercanía. Fue un día realmente bello.

Presentación de David Jiménez
I.E.S. Poeta Sánchez Bautista (220110)

Afortunados quienes vuelan por el mundo preñados de sueños, cargados de fantasías, aquellos que consiguen levantar conciencias, los que hacen latir corazones al son de las palabras, al compás de sinfonías, al ritmo de imágenes.

David Jiménez es este hombre demasiado sensible como para silenciar emociones, un Artista con mayúscula que nos introduce en un mundo infinito, donde el vacío se llena de posibilidades, donde las ventanas de la casa de la ficción hacen adentrase al que “escucha” en el más amplio sentido de la palabra y sin prejuicios en lugares remotos, tan remotos como la intimidad que cada espectador lleva dentro de sí mismo, porque en el fondo, ¿quiénes somos cada uno de nosotros?

Para presentarlo podría enumerar sus múltiples éxitos a nivel nacional e internacional en su trayectoria que comenzó hace ya veinte años, entonces deberíamos citar que ha sido premio Fotógrafo Revelación PhotoEspaña 99 o Kaulak Villa de Madrid 2007, que las ediciones de sus libros Infinito, Estos y otros lugares, o Sevilla, santa semana son auténticas joyas; que Photobolsillo acaba de publicarle una monografía antológica, que su obra está colgada en numerosas colecciones privadas y públicas españolas e internacionales, que imparte conferencias y talleres en las mejores escuelas y foros de arte. Y que hoy ha querido, gracias a la amistad que nos une y a esa sutil línea de sensibilidad que nos hizo conectar en nuestra manera de entender el mundo y la belleza, venir a compartir con nosotros su experiencia y su obra.

Pero esta presentación hablando de premios y méritos externos sólo la haría alguien que no lo conociese. Yo quiero acercarlo a vosotros diciendo de él que su creación se sustenta en lo sencillo, en el detalle más pequeño para abrir un mundo amplio, que adora países como La India, que además de fotógrafo ha sido y es un lector apasionado, un poeta muy temprano y sobre todo, y ante todo lo dicho, una gran persona, una persona muy especial *.

Gracias, David, por estar aquí, hoy, ahora, con nosotros.

***

Y como regalo de 9' 17'' Lo que queda, que es un ilimitado mundo de sueños.





22 ene. 2010

Calada tras calada

Me quedaba el último cigarrillo.
Sólo uno.
Y lo he fumado esta mañana.
¿Podré dejar de fumar?
Espero que no… porque seguiré Viviendo.

16 ene. 2010

Un saharaui con alma de escritor y pluma de viajero: Gonzalo Moure





“Escribir con el corazón, escribir por, y nunca para”


He tenido la suerte de compartir esta semana unos “raticos” de vida (que diría mi querido JavierR o Javi-) con Gonzalo. Se detuvo en mi instituto y sembró en los alumnos una huella para la reflexión tocando temas que de otra forma no llegarían a ellos (el desierto y los campamentos de refugiados o el Tíbet bajo la ocupación china), pero también nos hizo partícipes de una cierta forma de acercarse a este oficio de vivir y de escribirlo. Supe casi al instante que había una gran persona detrás de todas esas palabras. Y así es. Gonzalo nos ha cautivado a quienes hemos estado cerca de él por su honestidad, por su compromiso con el pueblo del Sáhara, por esa búsqueda de lo originario y de la autenticidad mirando a los niños a los ojos -y a los mayores también- para beber vida y no cifras, por su elegancia, por todo lo que carga en su mochila de viajero a lo largo de los cinco continentes, por su voz, por su elzam azul cubriendo nuestras cabezas o atrapando versos escritos sobre el sueño de las dunas, porque transmite esa paz de quien se sabe muy pequeño y al mismo tiempo con la fuerza necesaria para cambiar muchas cosas.



De ahí tal vez nazca su compromiso con el proyecto “BUBISHER: UN BIBLIOBÚS PARA EL SÁHARA”, una iniciativa que busca ir dejando retazos de ilusión a través de la lectura de cuentos en niños a los que la vida no ha favorecido con agua corriente o electricidad o una casa, con un territorio que no sea tierra de nadie.




Gracias a Gonzalo por su cercanía. Lo veré en Smara. No concibo mejor forma de dar la bienvenida a la primavera.



9 ene. 2010

El abismo no nos escinde



La locura gramatical es ese género de locura que impregna un sentimiento cuando está lleno de Verdad. O la que roza a aquel que no se salva. En este poema se aprecia la adecuación perfecta del qué y el cómo.


ACASO


Podía ocurrir.
Tenía que ocurrir.
Ocurrió antes. Después.
Más cerca. Más lejos.
Ocurrió; no a ti.

Te salvaste porque fuiste el primero.
Te salvaste porque fuiste el último.
Porque estabas solo. Porque la gente.
Porque a la izquierda. Porque a la derecha.
Porque llovía. Porque había sombra.
Porque hacía sol.

Por fortuna había allí un bosque.
Por fortuna no había árboles.
Por fortuna una vía, un gancho, una viga, un freno,
un marco, una curva, un milímetro, un segundo.
Por fortuna una cuchilla nadaba en el agua.

Debido a, ya que, y en cambio, a pesar de.
Qué hubiera ocurrido si la mano, el pie,
a un paso, por un pelo,
por casualidad,
¡Ah, estás? ¿Directamente de un momento todavía entreabierto?
¿La red tenía un solo punto, y tú a través de ese punto?
No dejo de asombrarme, de quedarme sin habla.
Escucha
cuán rápido me late tu corazón.


*Wislawa Szymborska, Paisaje con grano de arena. Barcelona, Ed. Lumen, pg.69.



Y la música hoy viene de la mano de un Ojalá...


3 ene. 2010

Diálogo intergeneracional




- “En cada cosa vigila un recuerdo”, dijo Antonio Tabucchi en su artículo.

A lo que, presto, Marco Aurelio respondió:

- “Todo es efímero: el recuerdo y el objeto recordado”. (Meditaciones, IV, 35).

Sin embargo, no pudo pasar por alto estas palabras Gillermo Cabrera Infante. No se mordió la lengua y con su ímpetu cubano hizo esta sorprendente declaración a los dos evocadores:

- “Según la física cuántica se puede abolir el pasado o, peor todavía, cambiarlo. No me interesa eliminar y mucho menos cambiar mi pasado. Lo que necesito es una máquina del tiempo para vivirlo de nuevo. Esa máquina es la memoria”. (La ninfa inconstante).

De repente, los tertulianos escucharon alto y claro una sentencia firme que venía de la mesa de atrás:

- “Recuerden, hoy es el día de mañana que tanto les preocupaba ayer”.

Y así fue como Dale Carnegie los silenció a todos.