24 feb. 2014


[Pequeña materia roja, Antoni Tàpies, 1977]


Tengo necesidad de lo originario, de lo que está más allá de lo sensible, de la verdad pura de los actos sinceros, del frescor de la tierra en la mañana fría, de la lluvia que limpia el aire.
A veces uno quisiera encontrar lo azul, lo vívido, la magia de la vida en su estado más salvaje.
Y todo para absorber la luz de cada día, para tomar aliento; para, en definitiva, Ser.

No hay comentarios: