26 may. 2014

El tiempo de J. M. Navia


Esta poética imagen, de Navia, me parece una pintura maravillosa para recoger la esencia del tiempo. Hace muchos años fotografié las manos de mi abuelo que ya no está. Y también lo hice con las de mi abuela, que ya cuenta con ochenta y tres años, muy a su pesar, pues cada día dedica gran parte de sus horas a pensar en él, con quien compartió sesenta y cinco años. Incluso desde el silencio, se le atisba de forma perenne una nostalgia muy tenue que le impregna la mirada.
En la imagen, la confluencia de esas manos por las que la vejez deja su lastre de surcos y vida junto al esplendor de la juventud y, acaso, el beso de toda una vida, me emocionan.
Una foto es luz: esta, concretamente, es una luz de pasado, pero también, y ojalá, una proyección hacia el futuro; días resueltos en besos y años caminando de la mano. 


No hay comentarios: