11 jun. 2015


Darío intenta coger la lluvia. Me mira divertido advirtiendo cómo se le escapa entre los dedos.
Como la vida misma: lo esencial es inaprensible.

No hay comentarios: