6 feb. 2010

Por encima de las nubes





Este es un canto a las palabras: yo estoy hecha de ellas. Son tan potentes que a veces me hacen subir muy alto y otras tantas desemboco a las puertas del Hades. La palabra es un arma cargada de razón, sostenida por aire, salida de un lugar inefable que nos mueve las entrañas. Las palabras son caricias y azotes. Yo no sabría vivir sin ellas y sin embargo, muchas veces quiero escuchar el silencio. ¿Es una contradicción?


HALOS

La magia se escinde

en promesas huecas.

Pasados con fábulas,

presentes de hielo,

futuros inciertos.

Palabras…

Todo son palabras

que se lleva el viento:

piedras que se lanzan.

Yo vuelo con ellas.






6 comentarios:

Anónimo dijo...

No, no hay contradicción: porque el silencio es una palabra que está por decirse.

Sherpa dijo...

...O la palabra es un silencio que está por hacerse.

Anónimo dijo...

Gracias por la música, una gozada.

P.

Anónimo dijo...

Recuerda la poesía cuántica de Miguel:

"Una campana que no suena, toca el silencio"

Lo posible y lo imposible, unidos, inseparables.

G.

Anónimo dijo...

Isabel, preciosa, no te quedes en silencio... quienes te frecuentamos estamos sedientos de nuevas palabras, por encima de las nubes o un poco más arriba.
(En realidad este comentario es una excusa para llamarte preciosa).

A. de Anónimo.

Isabel Martínez Llorente dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras que no se esconden tras el silencio... ¡sí tras iniciales!
Sin embargo, os intuyo (a casi todos). Es divertido también así.

@ Os agradezco las nuevas perspectivas: Anónimo, Sherpa, G., P., estoy segura de que tendríamos una larga e interesante conversación sobre literatura y silencios.

@A. ¡No me sale escribir cosas preciosas a anónimos! :)