20 ene. 2011

La ley del destino: cualquier suceso puede suceder, lo que no quiere decir que, de hecho, suceda


[Título de la imagen: FíSiCaCuÁnTiCa]


Hoy, día de esta fecha en el tiempo del aquí y del ahora, quiero compartir y leer en público este fragmento de La broma, de Milan Kundera:

A pesar de mi escepticismo me ha quedado algo de superstición, por ejemplo esta extraña convicción de que todas las historias que en la vida me ocurren, tienen además algún sentido, significan algo; que la vida, con su propia historia, dice algo sobre sí misma, que nos desvela gradualmente alguno de sus secretos, que está ante nosotros como un acertijo que es necesario resolver, que las historias que en nuestra vida vivimos son la mitología de esa vida y que en esa mitología está la clave de la verdad y del secreto. ¿Que es una ficción? Es posible, es incluso probable, pero no soy capaz de librarme de esa necesidad de descifrar permanentemente mi propia vida.

Banda sonora: Yumeji's Theme.

4 comentarios:

Murcia útil dijo...

Y así lleva el hombre miles de años, preguntándose por qué se pregunta y por qué sólo hay respuestas que vuelven a preguntar. En esta fecha de hoy, en este aquí y este ahora, sólo sé que sólo sé que sólo sé...

Isabel Martínez Llorente dijo...

@Murcia útil:

DE QUE NADA SE SABE

La luna ignora que es tranquila y clara
y ni siquiera sabe que es la luna;
la arena, que es la arena. No habrá una
cosa que sepa que su forma es rara.

Las piezas de marfil son tan ajenas
al abstracto ajedrez como la mano
que las rige. Quizá el destino humano
de breves dichas y de largas penas

es instrumento de otro. Lo ignoramos;
darle nombre de Dios no nos ayuda.
Vanos también son el temor, la duda

y la trunca plegaria que iniciamos.
¿Qué arco habrá arrojado esta saeta
que soy? ¿Qué cumbre puede ser la meta?

Jorge Luis Borges.


Muchas gracias por tu participación pública en este espacio, J.B. Lúcida, ¡cómo no!, ingeniosa, ¡cómo no! Bienvenido y esta es tu casa.

Anónimo dijo...

No solo no sé que no sé nada, sino también viceversa.

(Del libro "Imágenes de archivo")

Isabel Martínez Llorente dijo...

@Anónimo: Gran libro, gran autor. O viceversa.